El hierro, elimina tus ojeras

A Popeye le daba la fuerza el hierro de las espinacas
La piel que rodea los ojos, es una piel muy fina, sensible y con numerosos y pequeños capilares. Y aunque es cierto que las personas morenas tienden a tener más ojeras, la salud, o mejor dicho la falta de esta, es una de las causas principales de que aparezcan ojeras.
Uno de los nutrientes principales que en su ausencia hace que aparezcan ojeras e incluso bolsas (a veces) es el hierro. Las personas con deficiencia de hierro, personas que sufren anemia, tienden a desarrollar ese tono oscuro bajo los ojos. Dando un aspecto de cansados y poco saludable.
Básicamente, el oscurecimiento de que se presenta bajo los ojos se debe a una mala circulación sanguinea que transcurre entre esos finos capilares venosos. Al producirse una mala circulación, la oxigenación de las venas más cercanas a la piel no se produce adecuadamente y es por eso que adquiere ese color oscuro.
Pero para que el oxígeno llegue a todas las células, además de una buena circulación, también se necesita hierro. Por eso, te proponemos que si quieres eliminar las ojeras y has probado algún otro remedio, puedas ahora eliminarlas simplemente añadiendo alimentos con más cantidad de hierro a tu dieta.

Hay muchos alimentos que te pueden proporcionar hierro, unos te gustarán más que otros, por eso, te mostramos varios (con su cantidad de hierro mg de hierro por 100 gr)  para que puedas elegir.



  • Levadura de cerveza 17,5
  • Col lombarda 4
  • Pan integral 2,6
  • Perejil 5 a 20
  • Garbanzos 6
  • Huevo entero 2,5
  • Monchetas 7,6
  • Yema de huevo 7
  • Lentejas 7,6
  • Anchoas 6,7
  • Soja 8
  • Ostras 6,5
  • Almendras 3,8
  • Mejillones 7
  • Nueces 2,9
  • Sardinas 4,8
  • Piñones 3
  • Boquerones 2,5
  • Acelgas 3,5
  • Carne de cerdo 2,6
  • Espinacas 4
  • Carne de conejo 2,4
  • Alcachofas 1,8
  • Ternera 2,5
  • Escarola 2,2
  • Hígados 13

El café, un remedio para las ojeras y las bolsas.


Vimos como el té, una bolsita de la infusión fresca colocada en cada ojo, aliviaba la congestión sanguínea y facilitaba las desinflamación de las bolsas.  Pero también el café, colocado de forma similar, puede ayudar a deshacernos de las bolsas y ojeras. De hecho, existe un tratamiento de belleza que recibe el nombre de cafeterapia, y supongo que os imaginareis por el nombre, cual es el ingrediente principal.

La cualidad principal del café, viene originada por el ingrediente más característico de este: la cafeína. La cafeína contiene la propiedad de eliminar líquidos y desinflamar, activando la circulación sanguínea. Es tal la la capacidad descongestionante de la ojeras que en el mercado ya hay productos antiojeras con la cafeína como elemento principal.

La forma más sencilla es, bañar dos algodones o toallitas desmaquillantes en un café que no esté frío  Escurrimos un poco para que no goteé y nos lo aplicamos uno en cada ojo. Hacerlo durante 5 minutos y cambiar de vez en cuando los algodones.

Una mascarilla de huevo, miel y avena.

Este remedio nos va a servir para desinflamar y descongestionar la zona de los ojos, debemos realizarlo por la noche, antes de acostarnos e intentar dormir boca arriba. Así conseguiremos que se drenen las bolsas de los ojos. Cuando nos levantemos, nos pegamos unos pequeños golpecitos con una cucharada fría para producir una activación del riego sanguíneo.

Para ello, hay que batir un huevo con dos cucharadas de miel y además, añadir una cucharada de levadura de cerveza machacada. Luego vertemos una cucharada de harina de avena, para que la preparación no quede líquida y se torne con una consistencia cremosa.

Un vez esto, se debe aplicar cuidadosamente sobre el área alrededor de los ojos y dejar actuar durante 20 minutos, para que desinflame las bolsas y relaje la piel. Luego retirar con una toallita de algodón embebida en abundante agua, y lavar el rostro como de costumbre.

Mojar con leche fría.

La parte que rodea el ojo, es una zona de la piel muy sensible y que debe cuidarse mucho para no poner productos agresivos que puedan irritarnos.

Para el tema de las bolsas y las ojeras, hay un remedio casero y sencillo que nos sirve para los dos problemas: la leche fría.

Primeramente, al estar fría va a descongestionar la zona, va ha desinflamar las bolsas de los ojos y recuperaremos un aspecto menos cansado.

Aparte, el ácido láctico va a conseguir un ligero blanqueamiento disimulando las ojeras de forma natural y permanente. Además el ácido láctico produce un suave peeling que además nutre la piel.

Para utilizar las propiedades de la leche sobre las ojeras y bolsas, basta con poner un algodón empañado con leche fría (mejor desnatada) durante 5 minutos. Te tumbas y te lo colocas sobre los párpados cerrados y mojando la parte baja de los ojos, donde están las bolsas y ojeras.

Crema de tomate y limón

Los tomates tienen propiedades beneficiosas para la salud, entre todas estas propiedades tiene la capacidad de mantener la piel firme y elástica gracias a los radicales libres y vitaminas presentes en el tomate que ayudan a estimular la producción de colágeno.

El limón tiene propiedades astringentes, así que aplicado sobre la piel absorbe los excesos de grasa. Ideal para las bolsas.

Podemos hacer pues un remedio natural y casero, una crema que colocaremos con cuidado alrededor de los ojos.

Para preparar esta crema debes mezclar una cucharada pequeña de jugo de tomate fresco, agregar ½ cucharadita de jugo de limón y una cucharadita de harina (esto último para que la crema coja consistencia). Una vez mezclados dichos ingredientes, se obtiene una pasta suave la cual debe aplicarse, una vez al día, sobre el contorno de ojos y dejar actuar aproximadamente por 10 minutos. Retirar con los dedos rozando suavemente la pasta antes de que se seque completamente, luego enjuagar la zona con abundante agua fría. Las vitaminas A y C y el hierro que aporta el tomate, combinado con las propiedades del limón, lograrán aclarar la zona luego de algunos días de tratamiento. En cambio el efecto sobre las bolsas de los ojos, es más rápido.

Evita la sal.

Conforme nos hacemos mayores, los médicos nos aconsejan con más empeño que evitemos, o por lo menos reduzcamos, el consumo de sal. Y es que, aunque las sales son indispensables para nuestro cuerpo, no lo son en forma de mineral. Es mejor tomar sales a través de frutas, verduras, hierbas, legumbres, etc. Porque cuando la sal se toma en forma de mineral, el cuerpo tiene que retener líquidos para disolverlas y de ahí que se relacione el sobrepeso con la ingesta de sal y la retención de líquidos.
Pues bien, esta comprobado que una de las partes del cuerpo donde se acumulan estos depósitos de líquidos son bajo los ojos, y a causa de esto, forman las bolsas que nos confieren ese típico aspecto cansado.

Así que ya sabes, si quieres reducir las bolsas de los ojos, reduce la ingesta de sal. Prepara alimentos con menos sal y una dieta baja en sodio. Notarás que en una semana notas la mejoría.

Compresa de patata y manzana.

Alrededor de los ojos tenemos una zona muy sensible que puede irritarse si utilizamos algún ingrediente agresivo. Por eso, entre los remedios que debemos utilizar para ojeras y bolsas en los ojos, debemos tener la certeza de que no va a empeorar lo que queremos remediar.

Los ingredientes para realizar este remedio casero y natural son: la patata y la manzana: La patata, es un ingrediente que ya hemos utilizado en otro remedio (enlace) y de hecho se utiliza para cuidados del cutis, del ancé y que gracias al almidón que contiene le otorgan propiedades curativas en uso externo sobre la piel. La manzana aunque sin las propiedades del almidón es un buen tonificante e hidrata la piel.

Preparación:

Ralla una patata y una manzana verde. Mezcla estos ingredientes con unas gotas de Hamamelis. Aplica esta papilla debajo de los ojos y espera unos 15 minutos. Luego aclara con abundante agua.